Banner free bleeding
Ecología

Free bleeding

Última actualización: marzo 27th, 2020

Todo sobre el free bleeding o el sangrado libre o cómo menstruar sin «pañales» o cómo menstrual desde el autoconocimiento

Mirarte la parte trasera de los pantalones de manera compulsiva, levantarte levemente del sofá de un amigo para comprobar que no ha habido fugas, pagar un extra por manchar las sábanas de un hotel… esto último puede que sea menos común, pero a mi me ha pasado y todas, de manera cotidiana, nos encontramos en situaciones similares.

La situación es todavía peor si hablamos de algunas culturas donde el estigma sobre la menstruación es tal que lleva al aislamiento de niñas y mujeres. Este tratamiento de la menstruación las llena de un inmenso sentimiento de culpabilidad y evita que las niñas realicen tareas cotidianas como ir al colegio o salir a jugar.

Uno de los grandes objetivos del movimiento free bleeding es acabar con este estigma y normalizar este fenómeno tan natural y que afecta al 50% de la población mundial.

«¿Y si menstrual mola, pero en esta sociedad duele?» – Erika Irusta

 

Qué es el free bleeding

«El free bleeding es el sentimiento de sangrar sin sentirse sucia, sino empoderada» – Lola Vendetta

El free bleeding o sangrado libre consiste en no utilizar ningún producto de higiene femenina que recoja la menstruación. Se trata de aguantar la sangre en la vagina y acudir al baño para expulsarla.

Al contrario de lo que se piensa, no menstruamos de manera constante, sino que se libera sangre en momentos muy puntuales. Y sí, nuestro cuerpo nos avisa cuando esto va a pasar, como cuando vamos a hacer pis, aunque en este caso se producen una especie de contracciones en el útero que indican que la sangre va a salir a través del cervix.

El problema es que hemos aprendido a ignorar estas señales. Por eso, para realizar el sangrado libre necesitaremos un esfuerzo extra que nos permita aprender a escuchar y entender estas señales para detectar cuándo se va a producir el sangrado.

Además de la escucha interna, hay que desarrollar los músculos del suelo pélvico, que permiten contener la sangre en la vagina y evitar que salga hasta que lleguemos al baño.

A nivel emocional, el free bleeding o sangrado libre es mucho más que menstruar sin utilizar ningún tipo de producto de higiene femenino. Las mujeres que practican el free bleeding coinciden en que es muy satisfactorio controlar la menstruación.

«Es evidenciar que hay un cuerpo que menstrua y quiere probar que existen otras maneras de vivir la menstruación» – Erika Irusta

 

Historia del free bleeding o el sangrado libre

El free bleeding puede parecer algo muy actual, pero nada más lejos de la realidad. Existe la creencia de que esta técnica se ha realizado a lo largo de toda la historia y de que incluso en algunas culturas, el free bleeding simbolizaba una ofrenda que las mujeres hacían a la naturaleza.

Si hablamos de épocas más recientes, el free bleeding tomó importancia en la década de los 70 como protesta por el síndrome de shock tóxico que se asocia al uso de tampones.

Kiran Gandhi
Kiran Gandhi

Probablemente fueron la dificultad para dominar esta técnica y la «comodidad» de los tampones y compresas de un solo uso los que devolvieron al anonimato al sangrado libre.

En 2014, durante una carrera, Kiran Gandhi vuelve a llamar la atención sobre el sangrado libre y reanima el debate sobre esta técnica. Todo una sorpresa, especialmente para Kiran, que no se esperaba las consecuencias que tendría su gesto.

Kiran Gandhi llevaba un año entrenando para la maratón de Londres. En la línea de salida notó que le había bajado la regla, ¿qué podía hacer? Un tampón o una compresa no aguantaría los más de 40 km de carrera y, durante la carrera, no existía ningún lugar privado donde poder cambiarse sin tener que salir de la pista. Al final su decisión resultó ser muy sencilla: dejar que la sangre fluyera.

Aunque en un principio se planteó abandonar la carrera, al final no lo hizo y corrió casi 5 horas sangrando libremente. En una entrevista para Cosmopolitan, Kiran afirma que sangrar libremente le hizo sentirse totalmente empoderada.

Kiran Gandhi se ha convertido en un icono del free bleeding y continúa dando charlas para desestigmatizar la sangre menstrual.

«Debemos reivindicar las cosas maravillosas que hace nuestro cuerpo y luchar contra la vergüenza generalizada a la que nos someten por nuestro ciclo menstrual» – Kiran Gandhi

Gandhi lucha «por celebrar y engrandecer la voz femenina» y hace hincapié en la potencia del estigma como herramienta de opresión: «no es justo no poder hablar abiertamente sobre tu propio cuerpo».

Kiran Gandhi anima a las mujeres jóvenes a luchar contra el estigma hablando abiertamente de sus cuerpos y las necesidades que sienten y sobre todo evitar sufrir silenciosamente.

Rupi Kaur menstruación
Rupi Kaur

Posteriormente, fue Rupi Kaur la que se convirtió en símbolo del free bleeding.

Rupi Kaur, poetisa e ilustradora, se hizo viral por una foto que subió a su cuenta de Instagram. En ella aparecía tumbada en la cama y se veía una mancha de sangre tanto en su pijama como en la sábana. Una imagen sumamente cotidiana para cualquier mujer, pero que se mereció la censura en Instagram.

«A nadie parece importarle que se presente a la mujer como un objeto sexualizado, pero su menstruación es tabú» –Rupi Kaur

 

Rupi Kaur poema sobre la menstruación

Al parecer no es elegante mencionar mi período en público pues la biología de mi cuerpo es demasiado real.

Está bien vender lo que está entre las piernas de una mujer mucho más de lo que está bien mencionar su funcionamiento interno.

El uso recreativo de este cuerpo es visto como hermoso, mientras que su naturaleza es vista como algo feo.

Cada día son más las mujeres que practican el free bleeding aunque su dificultad y la popularización de otro métodos más ecológicos y menos dañinos como la copa menstrual, hacen que no llegue a ser el método preferido.

 

Cómo practicar el free bleeding

Puede llevar hasta un años y medio controlar por completo la técnica del free bleeding. Es imprescindible contar con mucha paciencia y no desistir ni frustrarse. Para practicar el free bleeding tendremos que poner la atención en dos puntos principales:

1. Desarrollar la escucha interna

Conectar el cerebro y el útero para aprender a detectar los movimientos y contracciones que se producen cuando se va a expulsar la sangre.

Practicar ejercicios de meditación y relajación nos ayuda a concentrarnos en nosotras mismas, en nuestro cuerpo, en nuestro útero y nos enseña a estar alerta, es decir, nos hace ser más conscientes.

2. Desarrollar los músculos de la vagina

Cuando sentimos que se libera la sangre, es necesario contraer los músculos de la vagina para que la sangre no salga. Una vez en el baño, al relajarlos, la sangre fluirá y saldrá.

Para desarrollar estos músculos, se recomiendan los ejercicios de Kegel con ayuda de las bolas kegel o bolas chinas. Al llevarlas dentro, los músculos pubocóxigeos se estimulan «automáticamente» y fortalecen el suelo pélvico.

 

En una entrevista, Daniela Blume va un paso más allá y afirma que para realizar de verdad el free bleeding no hay que llevar ropa interior. Es una manera de demostrarse a sí misma que tiene plena confianza en su cuerpo, una manera de perder ese miedo a «mancharse» para alcanzar la máxima liberación.

Ahora bien, aquí no hay reglas. Que cada cual realice el sangrado libre como mejor le resulte.

 

Por qué es importante practicar el sangrado libre menstrual

“La regla siempre se ha visto como un tabú, rodeado de un halo de superstición, como algo sucio y pecaminoso que ha de ser ocultado” – Montse Iserte

Controlar el sangrado menstrual tiene muchas ventajas. Aquí dejo algunas de las principales:

  • Alternativa ecológica: al no requerir ningún tipo de producto de higiene no se generan residuos.
  • Toma de conciencia de una misma: el conectar con el propio cuerpo y ser capaz de recibir y entender sus señales, nos otorga un gran control y conocimiento.
  • Satisfacción personal: todas las mujeres que realizan y controlan el free bleeding coinciden en que resulta muy empoderador.
  • Económico: no es necesario comprar ningún producto higiénico como tampones o compresas.
  • Saludable: las compresas y tampones han demostrado contener blanqueantes y sustancias tóxicas nocivas para la salud. Evita el síndrome del shock tóxico.
  • Mejora el sexo con penetración: realizar el free bleeding requiere tener en forma los músculos de la vagina, lo que deriva en una sensación más placentera durante la penetración.

 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *