Banner maneras ecológicas de menstruar
Ecología

Las maneras más ecológicas de menstruar

Última actualización: marzo 27th, 2020

Cada mujer es única y su manera de menstruar también, pero hablando de datos muy generales y orientativos, podemos decir que:

  1. Una mujer menstrual 12 veces al año durante unos 40 años de media = 480 reglas en la vida de una mujer.
  2. Una regla dura una media de 4 días (tirando por lo bajo) y se usan unos 4 productos, tampones o compresas, al día (una media de un cambio cada 6 horas) = 16 productos por regla.
  3. 480 reglas x 16 productos por regla = 7.680 productos de higiene que usa una mujer en su vida.

Las diferentes webs que he visitado coinciden en que el número puede llegar a variar entre los 6.000 y los 17.000 productos por mujer.

¿Pero qué significa esta cifra?

Un dato curioso: un tampón tarda en degradarse más años que lo que una persona vive. Un tampón puede tardar hasta 300 años en degradarse si incluimos el envoltorio y el aplicador de plástico. Además, otro inconveniente de los tampones y compresas convencionales son la cantidad de productos químicos y tóxicos que son malos tanto para nosotras como para el medio ambiente.

Ahora pensemos en el cálculo que hemos hecho de 7.680 tampones y multipliquemos por todas las mujeres que habitamos esta tierra.

¿Qué NO pretende este artículo?

Regañar o increpar a aquellas mujeres que usan y quieren seguir usando tampones y compresas convencionales. Por diferentes razones, no todas las mujeres pueden permitirse usar estas alternativas y es totalmente respetable que cada mujer elija el método que mejor se adapte a sus condiciones.

¿Qué pretende este artículo?

Animar a saco a todas aquellas mujeres que sí que pueden permitírselo a que prueben y usen estos métodos. En la mayoría de los casos, no se volverá atrás, ya que, al igual que son métodos más respetuosos con el medio ambiente, son siempre métodos más respetuosos con la salud de la mujer.

 

Free bleeding o sangrado libre

Free bleeding

Definitivamente el método más ecológico de todos porque de hecho se trata de no utilizar ningún producto en absoluto. Al contrario de lo que se suele pensar, la salida de la menstruación no es constante, sino que se libera en momentos puntuales. Se trata de notar cuándo viene el momento de liberar, retener la sangre con los músculos del suelo pélvico y acudir al baño para evacuar, como si fuéramos a hacer pis.

Este método requiere un alto conocimiento del propio cuerpo, aprender a reconocer las señales y tener fuerza en los músculos de la vagina, por tanto, es un método que se puede tardar tiempo en controlar y que, sobre todo al principio, puede provocar mucha inseguridad si se está fuera de casa.

En resumen:

Pros:

  • Cero residuos
  • Baratísimo
  • Mejora el conocimiento de tu propio cuerpo

Contras:

  • Se requiere mucha práctica y tiempo para conseguir hacerlo de una manera totalmente controlada

 

Copa menstrual

Lily Cup anti derrame

Se trata de un recipiente de silicona que se introduce en la vagina y recoge la menstruación. Se cambia cada 12 horas aproximadamente, se vacía y se vuelve a utilizar. Una copa menstrual cuesta alrededor de los 25€ y puede durar hasta 10 años. Se usa como método único, es decir, no es necesario utilizar compresas o salvaslips adicionales, por lo que resulta un método muy ecológico.

Para cambiarla, debemos de tener a mano agua corriente con la que poder aclarar la copa antes de volverla a colocar, por lo tanto un baño público puede no ser muy cómodo. No obstante, al tenerla que cambiar solo dos veces al día, parece fácil encontrar el lugar adecuado. Si no tienes agua a mano, límpiala por dentro con papel higiénico y vuelve a colocarla. Intenta poder lavarla bien la próxima vez.

En este artículo sobre la copa menstrual encontrarás más detalles sobre el producto.

En resumen:

Pros:

  • Alternativa muy ecológica
  • Muy rentable
  • Hipoalergénico
  • Cómodo y seguro

Contras:

  • Incómodo de cambiar en baños públicos
  • Problemático para mujeres con problemas como el vaginismo
  • Inversión inicial
  • Hay que tener acceso a agua corriente y poder hervir agua para lavarla antes de usarla cada menstruación

 

Braga menstrual

Braga menstrual

La braga menstrual es como cualquier otra braga, pero en la parte de la entrepierna tiene una triple capa que permite que se absorba la regla sin que se produzcan pérdidas y dejando la tela en contacto con la piel totalmente seca. La vida útil de una braga menstrual es de entre 2 y 3 años, dependiendo de la cantidad de veces que se use y cómo se cuide la prenda y su precio ronda los 30€.

Dependiendo al cantidad de flujo y el grado de absorción de la braga menstrual, tendrás que cambiarte cada más o menos tiempo. Desde 3 horas con mucho flujo a 12 horas en días de poca menstruación. Como es incómodo cambiarse una braga completa, con flujos abundantes suele usarse con otro método adicional, con copa menstrual o tampón, nunca con compresa.

En este artículo sobre la braga menstrual verás más información sobre el producto y descubrirás si puede adaptarse a tus circunstancias.

En resumen:

Pros:

  • Alternativa ecológica
  • Comodidad
  • Hipoalergénico
  • Rentabilidad

Contras:

  • Alta inversión inicial
  • Puede haber pérdidas con flujos muy abundantes
  • Incomodidad para cambiarse en un baño público
  • Necesitas acceso agua corriente para poder lavarlas

 

Compresas reutilizables

Compresas reutilizables

Son compresas hechas de materiales muy absorbentes y que se pueden reutilizar. Se lavan con el resto de la ropa y se dividen por capacidad de absorción. Las hay de diferentes tamaños y con multitud de diseños y colores.

Se cambian igual que una compresa cualquiera y el precio de una compresa está en torno a los 4€, por lo que la inversión inicial es algo elevada si se quiere usar este método como único método para la menstruación. Debido a los materiales de los que está hecho, una compresa reutilizable tarda en secarse más que un braguita.

En resumen:

Pros:

  • Alternativa ecológica
  • Rentable
  • Gran variedad de grados de absorción y de diseños

Contras:

  • Inversión inicial
  • Tienes que llevar la compresa sucia contigo si estás fuera de casa
  • Imprescindible acceso agua corriente para poder lavarlas

 

Compresas y tampones orgánicos

Algodón orgánico

Son compresas y tampones hechos de material biodegradable, lo más común es algodón. Aunque no son reutilizables y, por tanto, la producción de residuos es alta, los materiales de los que están hechos estos productos les permite degradarse en menos tiempo y por tanto dejan menos huella.

El precio de una caja de compresas de algodón orgánico de 12 ronda los 3€ y una caja de 20 tampones ronda los 3,5€, aunque dependerá de la marca. A largo plazo, es menos económico que cualquier de los métodos que se han mencionado anteriormente.

En resumen:

Pros:

  • Producto más ecológico que los tampones y compresas convencionales
  • No tienes que cambiar de estilo de vida si estás acostumbrada a los métodos tradicionales
  • Gran alternativa si ninguna de las opciones anteriores va contigo

Contras:

  • Se producen muchos residuos

 

Tampones con aplicador reutilizable

Aplicador reutilizable

Como su nombre indica, se trata de un aplicador que se usa de manera reiterada con tampones que van sin aplicador. Con este método, nos ahorramos todo el plástico de los aplicadores, que ya es bastante.

Otras opciones más ecológicas que el aplicador de plástico, son los aplicadores de cartón o ponerse los tampones directamente sin aplicador. Si estas opciones no te convencen, definitivamente el aplicador reutilizable es la mejor opción.

El precio del aplicador dependerá de la marca. Por ejemplo, el aplicador Dame (el de la foto) cuesta 29,90€.

En resumen:

Pros:

  • Evita desechar todo el plástico de los aplicadores convencionales

Contras:

  • Si los tampones que se usan con el aplicador son los convencionales, también tardarán décadas en desintegrarse y no habremos resuelto el problema de los químicos y tóxicos.

 

Ilustración #happytobleed de la artista italiana Silvia Marchetti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *