Glosario

Nuevas masculinidades

Qué son las nuevas masculinidades

Las nuevas masculinidades o masculinidades alternativas proponen replantear la idea de masculinidad y desaprender los roles de género adquiridos durante toda la vida y perpetuados a lo largo de siglos. Además, buscan una alternativa al modelo hegemónico que incorpore la perspectiva de género.

En definitiva, las nuevas masculinidades suponen una superación del machismo tradicional para que se los habilite a asumir actitudes que los relacionen mejor con sus emociones y les permita vivir una sexualidad sensible y amorosa sin por eso dejar de ser masculinos, es decir, las nuevas masculinidades en ningún caso implican dejar de ser varón ni perder la identidad

«[La investigación sobre nuevas masculinidades] ha permitido replantear distintas prácticas relacionadas con el género y comprender de manera más específica las subjetividades masculinas que se han consolidado como hegemónicas y en ocasiones violentas.» – Revista Psicología y mente

 

Breve historia de las nuevas masculinidades

Podríamos decir que los estudios de masculinidades que surgieron en la década de 1980 fueron los precursores de las nuevas masculinidades. En 1991, el psicólogo Aaron Kipnis publicó el libro Knights without armor (Caballeros sin armadura) en el que, con más o menos acierto, habla de la necesidad de encontrar una masculinidad compatible con la igualdad entre hombres y mujeres.

En la década de 1990 y a raíz de estos acontecimientos, los hombres, aunque en grupos minoritarios, comienzan a darse cuenta, a reflexionar sobre la masculinidad y el patriarcado. Convierten la causa en un movimiento social y político.

 

¿Masculinidades híbridas?

Algunas personas abogan por no hablar de nuevas masculinidades, sino de masculinidades híbridas.

Esta corriente está a favor de no crearlas nuevas, de cero, sino de ir incorporando elementos no-hegemónicos que compongan nuevos modelos y relaciones.

El peligro de crear «nuevas» masculinidades es que se puede llegar a crear una nueva masculinidad hegemónica que siga siendo dominante y que simplemente se haya adaptado a las nuevas necesidades que proponen los enfoques de géneros actuales.

 

Cómo trabajar y construir nuevas masculinidades

«Las gafas violetas del feminismo no se pueden comprar en ninguna tienda, ni las regalan: se han de construir personalmente, a solas y en compañía de otras mujeres y hombres» – Coral Herrera en Hombres que ya no hacen sufrir por amor

  1. Leer y escuchar
  2. Aprender a desaprender y a identificar y analizar los privilegios que se tienen y las opresiones que se ejercen
  3. Hablar, hablar y hablar sobre el tema
  4. Informarte en:
    • Colectivos de mujeres en cualquier ciudad o barrio, también en pueblos
    • En las redes sociales, webs, blogs
    • Habla con las mujeres que haya a tu alrededor
    • Formaciones y conferencias sobre el tema
    • Colectivos de hombres
    • Instituciones y partidos políticos
    • La Universidad
    • Moocs
    • Crea tu propio grupo

Hablando de su libro Masculinidad y feminismo, Jokin Azpiazu dijo en una entrevista para Pikara Magazine: «El libro está escrito desde la sinceridad de las experiencias que he vivido, sí, pero también desde la confusión, desde debates que aún hoy siguen abiertos. No intenta cerrar cosas; intenta abrirlas

 

Cuáles son las nuevas masculinidades

No existe una lista de nuevas masculinidades que los hombres tengan que aprender y repetir como loros. Las nuevas masculinidades no pretenden fijar un modelo único y estándar, sino que se enfocan en el análisis y la condena del modelo actual.

En este sentido, podríamos determinar cuáles son las nuevas masculinidades atendiendo a lo que se identifica como masculinidad tóxica y determinando una alternativa a ese comportamiento que no implique dominación o desigualdad.

Un ejemplo podría ser la corresponsabilidad en las tareas del hogar o el cuidado de los hijos, ojo, no «ayudar», sino participar de manera equilibrada con la pareja en todo lo que implique los cuidados de lo común y del resto de personas, sea cual sea su condición.

En eldiario.es, Ana Requena publicó un artículo sobre Fernando Simón y las nuevas masculinidades, en el que ilustraba de una manera muy visual y clara algunos ejemplos sobre lo que se considerarían nuevas masculinidades.

 

Ejemplos de masculinidades diversas

Es fascinante saber que existen al menos dos sociedades donde el comportamiento de los hombres dista mucho de las masculinidades hegemónicas. Hablamos de dos islas bien separadas y aisladas, lo que ha permitido que no se hayan visto muy influenciados y nos da también mucho que pensar.

La sociedad tahitiana

En el libro de 1975, Tahitians: mind and experience in the society islands (Taitianos: pensamiento y experiencia en las Islas de la Sociedad), Robert I. Levy da a conocer su experiencia con esta comunidad. Asegura que no existe diferencia entre los sexos marcada, sino que se trata más bien de líneas difusas y borrosas.

Además de tener personalidades similares, los hombres y las mujeres también desempeñan papeles tan parecidos que resultan casi indistinguibles. […] Además, no se insiste en demostrar la virilidad, ni se exige que los hombres se diferencien de algún modo de las mujeres y los niños.

La sociedad semai

Los semai son una cultura de Malasia. David Gilmore los describe en el libro que publicó en 1994, Hacerse hombre: concepciones culturales de la masculinidad. Los semai se caracterizan por ser especialmente pacíficos. No existe el honor masculino ni de derechos paternos. Tampoco se dan órdenes.

Llama la atención que la división de las tareas cotidianas en la cultura semai se hace según la preferencias de cada uno y no por obligación. Hay hombres parteros.

 

Qué consiguen las nuevas masculinidades, ¿perjudican a los hombres?

No, las nuevas masculinidades no perjudican a los hombres. De manera resumida, con las nuevas masculinidades, los hombres viven más y más felices.

En 2018, la Organización Mundial de la Salud publicó un estudio titulado “La salud y bienestar de los hombres en la región europea” (artículo en inglés) en el que desglosa y analiza las razones por las que los hombres, de media, viven menos que las mujeres.

Entre otros motivos, se habla de la mala alimentación derivada del haberse sentido nunca responsables de ella y la tendencia a actuaciones violentas por la influencia de modelo de masculinidad.

De manera más detallada, algunos de los cambios que afectarán a los hombres que tomen el camino de las nuevas masculinidades serán los siguientes:

  • Disfrutar más de la amistad: hombres no sensación de competir y mujeres, verlas como algo más que un trozo de carne.
  • Libertad: No obedecer los mandatos de género: agresividad, dominación y presentarse siempre como ganadores. Se pierde el miedo al qué dirán.
  • Sexualidad: Poder disfrutar del sexo y del amor. Poder perder la obsesión por el coito y la eyaculación sin perder hombría. Disfrutar del placer anal. Aprender a dar y recibir placer.
  • Amor: No lo temerían. No habría necesidad de dominar.
  • Autocrítica: Al poder mostrarse vulnerables, pueden reírse de sí mismos. Aprender, no tener miedo.
  • Quitarse peso de encima: ser más cooperativos, aprender a ayudar y recibir ayuda.
  • Evitar la mutilación emocional: Mayor disfrute de la paternidad y los afectos.
  • Vivir más:  Cuidados al ser conscientes de su vulnerabilidad, no se hace necesario demostrar la fuerza como único signo válido de hombría y se centrarían más en los cuidados. También se evitarían conductas de riesgo y se preocuparían más por su salud física y mental.
  • No competitividad: Relaciones de igual a igual con hombres, mujeres, niños, niñas, animales y la naturaleza.
  • Menos violencia: se evitarían las agresiones y violaciones a mujeres, niños y niñas.

 

Libros sobre nuevas masculinidades

No son excesivos los libros divulgativos sobre las nuevas masculinidades, pero cada vez son más los autores y las autoras que se lanzan a escribir sobre este tema tan importante.

Hombres que ya no hacen sufrir por amor, de Coral Herrera

Los hombres que ya no hacen sufrir por amor de Coral Herrera

Coral Herrera es una experta en género y este es el primer libro que dedica íntegramente a la masculinidad.

Este libro tiene como objetivo analizar cómo la masculinidad tóxica genera conductas y maneras de actuar que se repiten y cómo afectan negativamente tanto a mujeres como a ellos mismo.

El libro se divide en 25 capítulos y al final de cada uno, la autora propone preguntas para que los hombres se cuestionen su propia actitud y puedan proponerse cambios que les lleven hacia una nueva masculinidad más sana.

El libro también analiza cómo las nuevas masculinidades les afectan de manera positiva.

Puedes leer la reseña de Hombres que ya no hacen sufrir por amor.

 

Otros libros sobre las nuevas masculinidades

Añado una pequeña lista con otros títulos de los que me han hablado, pero que aún no he podido leer.

  • Masculinidades y feminismo, de Jokin Azpiazu Carballo
  • El hombre que no deberíamos ser, de Octavio Salazar
  • La caída del hombre, de Grayson Perry
  • Nuevos hombres buenos, de Ritxar Bacete

 

Otros recursos sobre nuevas masculinidades

Si bien es cierto que no se han escrito muchos trabajos académicos sobre el tema de las nuevas masculinidades o sobre la necesidad de acabar con las masculinidades tóxicas y tradicionales si hay algunos trabajos accesibles en la red que suponen una mirada intensa y analítica en la búsqueda de masculinidades alternativas.

  • La charla TEDx de Jorge Elbaum, Feminismo y nuevas masculinidades que puedes ver en este enlace.
  • El trabajo de Mauricio Menjívar Ochoa, ¿Son posibles otras masculinidades? Supuestos teóricos e implicaciones políticas de las respuestas sobre masculinidad, puedes conseguir el pdf en este enlace.
  • El trabajo de Antonio Boscán LealLas nuevas masculinidades positivas, que puedes encontrar en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *