Segunda ola del feminismo
Feminismo

La segunda ola del feminismo

Última actualización: marzo 27th, 2020

Un poco de contexto

Antes de empezar, es importante conocer las dos cronologías de la historia del feminismo que están reconocidas a día de hoy.

La cronología europea concibe que la primera ola del feminismo comienza a mediados del siglos XVIII, en el contexto de la Revolución francesa. Por su parte, la cronología anglosajona marca el comienzo de la historia del feminismo en 1848 con al convención de Seneca Falls.

En este artículo, se habla de la segunda ola del feminismo de la cronología europea, que corresponde a la primera ola de feminismo desde la perspectiva anglosajona.

¿Cómo nace la segunda ola del feminismo?

La convención de Seneca Falls fue organizada por Elizabeth Cady Stanton y Lucretia Mott y tuvo lugar en Nueva York el 19 y 20 de julio de 1848. Este evento supuso un hito en la historia del feminismo y marca el inicio de la segunda ola del feminismo.

Seneca Falls fue la primera convención sobre los derechos de la mujer en Estados Unidos y concluyó con la publicación de la Declaración de Seneca Falls, también conocida como la Declaración de Sentimientos.

Esta declaración apelaba a todas las restricciones con las que tenían que convivir las mujeres, principalmente políticas, económicas y laborales. En la convención participaron 300 personas y se la declaración que se derivó es considerada un texto fundamental dentro del movimiento feminista.

¿Qué pide la segunda ola del feminismo?

El comienzo de la segunda ola del feminismo continúa las peticiones que se venían solicitando previamente, entre las que destacan las siguientes:

  • Derecho a la propiedad
  • Derecho a obrar con libertad
  • Derechos dentro del matrimonio
  • Abolición de la esclavitud

Hacia finales del siglo XIX, las peticiones de la segunda ola se enfocan más hacia los derechos políticos y, sobre todo, el derecho al voto.

Historia del sufragio femenino por países

La lucha de las mujeres por conseguir el derecho al voto se convierte en la lucha principal y más representativa de esta segunda ola.

Hasta que finalmente la Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclamada en el año 1948, reconoce el sufragio femenino como derecho universal, la situación del voto para la mujer varía mucho de unos países a otros.

Inglaterra

Emmeline Pankhurst lideró a las suffragettes, un grupo de activistas que luchaba por los derechos civiles de las mujeres. El objetivo de esta ola sigue siendo conseguir igualdad de género a nivel legal.

En 1903, se forma la Unión Social y Política de Mujeres (WSPU, de sus siglas en inglés) al mando de Emmeline Pankhurst. Al grito de «¿El gobierno liberal dará votos a las mujeres?», la WSPU irrumpió en una reunión en el Free Trade Hall. La policía tuvo que expulsar a Emmeline Pankhurst y a su acompañante. Al negarse a pagar una multa acabaron en prisión una semana y media con la fortuna de conseguir notoriedad mediática ya que aquel evento llamó la atención de los británicos.

En 1909, Lady Constance Bulwer-Lytton lleva a cabo un experimento social: hace que la encarcelen y desvela su identidad. La fama de su familia hace que automáticamente sea puesta en libertad, pero un tiempo después se viste de costurera y vuelve a hacer que la arresten. En este caso, no da a conocer su identidad y sufre en sus carnes un trato totalmente inhumano.

En 1913, muere Emily Wilding Davison en el Derby de Epsom. Emily fue arrollada por un caballo, cuando se puso en medio de la pista de carreras sujetando un cartel con el que reivindicaba el derecho al de las mujeres.

A partir de entonces, la WSPU continúa presionando hasta que en 1917 la Conferencia para la Reforma Electoral llega a la conclusión de que es necesario dar el voto a las mujeres.

En 1918, se otorga oficialmente el derecho al voto de las mujeres a través de la aprobación de la Ley de Representación de los Pueblos. Las mujeres tendrían que tener más de 30 años. Ese mismo año también se aprueba que las mujeres puedan ser elegidas en el Parlamento.

En 1928, se extiende el derecho al voto a toda mujer de más de 21 años, al igual que los hombres.

Estados Unidos

En 1848, durante la convención de Seneca Falls, en Nueva York, se propuso de manera oficial el acceso de las mujeres al voto.

En 1907, Alice Paul, una figura clave del movimiento sufragista en Estados Unidos, se traslada a Inglaterra y entra en contacto con su ferviente sufragismo.

En 1916, se forma el Partido Nacional de las Mujeres (NWP, de sus siglas en inglés), del que fue lider Alice Paul. El Partido comienza tácticas violentas de presión y marchas que van allanando el terreno para conseguir el sufragio femenino.

En 1920, se consigue por fin el derecho al voto de las mujeres en Estados Unidos. Por entonces, Charlotte Woodward, era la única mujer que había participado en la convención en 1848 y todavía vivía para poder votar.

Figuras relevantes de la segunda ola del feminismo

De la segunda ola del feminismo destacan mujeres principalmente de Inglaterra y Estados Unidos. A continuación, recordamos brevemente a algunas de ellas.

Emmeline Pankhurst

Emmeline Pankhurst

«Nosotras, mujeres sufragistas, tenemos la misión más grande que el mundo haya conocido: liberar a la mitad de la raza humana y, a través de esa libertad, salvar al resto». – Emmeline Pankhurst

Manchester, Inglaterra, 1858 – Hampstead, Inglaterra, 1928

Emmeline fue la fundadora de la Liga en Favor del Derecho al Voto de la Mujer y de la Unión Política y Social de la Mujer. Es probablemente la figura más relevante del movimiento sufragista en Ingleterra.

Llevó a cabo actos de rebeldía por lo que llegó a cumplir condena en la cárcel para conseguir llamar la atención tanto del gobierno como de los ciudadanos.

Pankhurst murió en 1928 a los 69 años de edad y pudo ver cumplido su sueño de conseguir el voto de las mujeres en igualdad con los hombres.

  • Obras más importantes: My Own Story (Mi propia historia, 1914), autobiográfica.

Sojourner Truth

Sojourner Truth

«Si la primera mujer que Dios creó fue capaz de poner el mundo patas arriba, todas estas mujeres juntas pueden ponerlo patas arriba y volverlo a poner en su lugar». – Sojourner Truth

Swartekill, Estados Unidos, 1797 – Battle Creek, Estados Unidos, 1883

Fue una activista de derechos civiles muy importante dentro de la segunda ola del feminismo en Estados Unidos debido a la cercanía que allí tuvieron la lucha feminista con la abolicionista.

Se la sigue recordando por su discurso Ain’t I a woman? (¿no soy yo una mujer?) durante la convención por los Derechos de la Mujer en Ohio en 1851.

Truth trabajó como esclava hasta 1826 y, a partir de entonces, dedicó su vida a la lucha por la abolición de la esclavitud.

  • Obras más importantes: Narrative of Sojourner Truth (Narrativa de Sojourner Truth, 1850), autobiografía.

 

Lucretia Mott

Lucretia Mott

«El mundo nunca ha visto una nación verdaderamente grande y virtuosa porque en la degradación de las mujeres, las mismas mujeres fuertes de la vida son envenenadas en su origen». – Lucretia Mott

Nantucket, Estados Unidos, 1793 – Cheltenham, Estados Unidos, 1880

Lucretia fue una activista que luchó por los derechos de la mujer, la abolición de la esclavitud y la reforma religiosa. En 1840 asistió en Londres a la convención contra la esclavitud mundial, donde se había prohibido la participación de mujeres.

El primer día de la convención se dedicó a decidir si las mujeres podrían participar. Finalmente se admitió el acceso en ciertas zonas de la sala y solo podrían ver y escuchar, pero no participar activamente.

Junto con Elizabeth Cady Stanton, organizaron la famosa convención de Seneca Falls en 1848.

  • Obras más importantes: Discourse on Woman (Discurso sobre mujeres, 1850)

 

Resumen de la segunda ola del feminismo

Inicio: la convención de Seneca Falls en Nueva York en 1848.

Fin: mediados del siglo XX, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial y la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Figuras más importantes: Emmeline Pankhurst, Sojourner Truth

Principales obras de la segunda ola: My Own Story (1914), Narrative of Sojourner Truth (1850)

Principales peticiones: derechos políticos, especialmente el derecho al voto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *