Mary Wollstonecraft y Vindicación de los Derechos de la Mujer
Autoras

Mary Wollstonecraft y su Vindicación de los Derechos de la Mujer

Última actualización: noviembre 22nd, 2019

La vida de Mary Wollstonecraft

Inquietud, valentía, inteligencia, intensidad, independencia y, sobre todo, un carácter indómito. Estas son algunas de las palabras que podríamos utilizar para definir el carácter de Mary Wollstonecraft, un claro referente para el feminismo actual.

«No deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas». – Mary Wollstonecraft

Fue posiblemente su carácter indómito el que le otorgó la fuerza suficiente para dedicar su vida a la lucha por la emancipación y libertad de las mujeres. Una postura pionera y arriesgada que dio a luz obras de las que el feminismo actual sigue bebiendo.

 

Infancia y juventud

Mary Wollstonecraft nació en Spitalfields, Inglaterra, el 27 de abril de 1759 en el seno de una familia de clase media. La situación familiar durante su infancia fue muy inestable. El padre de Mary Wollstonecraft era una hombre violento y especulador. Pegaba a la madre de Mary y perdía constantemente los ahorros familiares, lo que les obligó a mudarse varias veces de vivienda durante la infancia de Mary Wollstonecraft.

Mary creció con un abandono absoluto por parte de sus padres, que ignoraron completamente la necesidad de educar a su hija. La parte positiva de esta negligencia es quizás que, al igual que no recibió educación reglada, tampoco la obligaron a aprender las tareas «propias de las mujeres». Esto le permitió crecer alejada del concepto de «qué significaba ser una buena mujer» y probablemente fue una buena base para su pensamiento futuro.

Jane Arden
Jane Arden

Mary Wollstonecraft encontró el desarrollo intelectual en la influencia de las familiar de sus mejores amigas. Destacan dos amistades, la primera con Jane Arden, con quien solía leer y debatir. El padre de Jane, filósofo y científico, daba clase a las dos y Mary disfrutaba enormemente del ambiente intelectual de la casa.

Fanny Blood
Frances «Fanny» Blood

La otra amistad que marcó enormemente a Mary Wollstonecraft fue la que mantuvo con Fanny Blood, dos años mayor que ella. Además de su mejor amiga, Fanny se convirtió en mentora y fuente de educación para Mary.

Mary pasaba mucho tiempo en la casa de la familia Blood, de los que obtuvo formación y pudo desarrollar un pensamiento crítico. Nunca fue a la universidad ni recibió formación superior. La amistad entre ambas duraría toda la vida, hasta la muerte de Fanny durante un parto en 1785.

Acabada la infancia de Mary Wollstonecraft y llegada su edad de emancipación se le plantearon dos posibilidades: casarse, que tenía muy claro que no lo haría o trabajar en una profesión que estuviera a la altura de su clase y rango. Las opciones se reducían a cuatro: dama de compañía de otra dama, profesora, institutriz o escritora. Mary Wollstonecraft realizó todas ellas:

  • Fue dama de compañía de una señora mayor. Más tarde tuvo que cuidar de su madre y, finalmente, de su hermana.
  • Abrió una escuela en el norte de Londres junto a sus hermanas y Fanny Blood.
  • Trabajó como institutriz para una familia irlandesa.
  • Terminó trabajando primero de traductora y correctora y más tarde como escritora a raíz de conocer al editor londinense Joseph Johnson.

 

Vida activa y su lucha por los derechos de las mujeres

Uno de los acontecimientos que más marcan la vida adulta de Mary Wollstonecraft fue quizás la muerte de su amiga Fanny Blood. Fanny se mudó a Lisboa con su marido, su salud nunca fue muy buena, pero, al quedarse embarazada, su estado empeoró.

La novela de María de Mary WollstonecraftMary Wollstonecraft viajó a Lisboa para cuidar a su amiga, dejando a cargo de sus hermanas la escuela que habían fundado juntas. Fanny Blood murió desangrada al dar a luz en 1784. Este evento afecta enormemente a Mary Wollstonecraft e inspiría La novela de María, que escribió años después.

A su vuelta a Inglaterra, la escuela estaba muy descuidada y se le pone difícil volver a encaminarla, así que Mary decide cerrarla y acaba trabajando de institutriz para una familia irlandesa. Se permitió experimentar con la educación de los niños, hizo pruebas y, en definitiva, investigó sobre el desarrollo desigual que se da entre niños y niñas debido a la educación que recibe cada sexo. Esta experiencia le serviría de fuente principal para escribir su primera obra Reflexiones sobre la educación de las hijas, que publicó en 1787. Se puede considerar el comienzo de su carrera literaria.

Reflexiones sobre la educación de las hijas de Mary Wollstonecraft«Las mujeres solo deben doblegarse a la autoridad de la razón, en lugar de ser las modestas esclavas de la opinión». – Mary Wollstonecraft

Se cansa de la vida de institutriz y decirse mudarse sola a Londres y dedicarse por sus propios méritos a la vida de escritora. Joseph Johnson, un editor londinense, que ya había publicado las dos primeras obras de Mary Wollstonecraft Reflexiones sobre la educación de las hijas y La novela de María,  e dio un puesto fijo como traductora, correctora y redactora de reseñas.

Este trabajo, además de libertad económica, le supuso un medio para cultivarse y aprender. También le permitió ponerse en contacto con grandes pensadores y personajes del momento. Entre ellos, William Godwin, que, como se verá más adelante, será una figura importante de su vida, y el pintor Henry Fuseli, con quien mantuvo una relación a pesar de que él estaba casado. Mary Wollstonecraft parecía no tener problema con ello e incluso le propuso que vivieran los tres juntos. La esposa se espantó, el pintor también y acabó su relación con ella. La noticia se extendió y supuso un pasaje bochornoso en su vida.

Vindicación de los derechos del hombre

La humillación pública provocan que Mary Wollstonecraft decida mudarse a París y empezar de cero. La revolución francesa está en pleno desarrollo y ella la sigue al detalle. Para ella, este es punto de partida para todos los movimiento sociales e inspirado en las reivindicaciones de la Revolución, escribe Vindicación de los derechos del hombre, publicado en 1790.

Recibió muy buenas críticas por la obra y gran reconocimiento. Dos años más tarde, llega a sus manos que Charles Maurice de Talleyrand-Périgord escribe para la Asamblea Nacional y en el que recomienda que la educación de las mujeres se reduzca al nivel doméstico. Esto enciende tremendamente a Mary, que se da cuenta que los derechos y libertades de los que habla la Revolución y, en consecuencia, su libro, no apelan más que a los hombres. Decide escribir su obra maestra: Vindicación de los derechos de la mujer.

Gilbert Imlay
Gilbert Imlay

A pesar de lo que dice y reivindica el libro, Wollstonecraft cae en las garras del amor romántico y comienza una tóxica relación amorosa con Gilbert Imley. Se muda al norte de Francia, tiene a su primera hija, Fanny Imley (en honor a su amiga), y vive como esposa recluida.

Se cansa rápidamente y tampoco ayuda que Gilbert, con el que no se había casado, aunque figuraba como su esposa, se pasara el año de viaje, haciendo visitas esporádicas y enviando cartas muy de vez en cuanto.

Wollstonecraft le persigue hasta Londres, donde se cerciora de que la engaña y comete su primer intento de suicidio. Gilbert la salva de la sobredosis y, como vía de escape, Mary Wollstonecraft decide irse sola de viaje a Escandinavia. En este viaje está inspirado el libro que publicó en 1796 Cartas escritas en Suecia, Noruega y Dinamarca.

Vuelve renovada, pero Imlay vuelve a abandonarla y Wollstonecraft realiza su segundo intento de suicidio, esta vez tirándose al Támesis. Ahora no es Imlay el que la salva, sino su propio vestido, que la mantiene a flote e impide que se hunda.

 

Últimos años de su vida

William Godwin
William Godwin

Los últimos cinco años de la vida de Mary Wollstonecraft están cargados de drama y acción. En 1976 comienza su vida amorosa con William Godwin, viejo amigo, con el que mantenía una relación respetuosa e intelectual desde hacía años. Godwin comenta sobre su libro Cartas escritas en Suecia, Noruega y Dinamarca:

“Si alguna vez hubo un libro hecho para que el lector quedara enamorado de su autor, para mí es este. Ella habla de su dolor de un modo que te llena de melancolía y te deshace en ternura, al mismo tiempo que demuestra una genialidad que inspira una gran admiración.” – William Godwin

Este amor no tuvo nada que ver con el anterior. Fue la antítesis al amor romántico. Se mudaron a dos adosados, con el fin de que cada uno tuviera su espacio y no perdieran su independencia. Todo les iba muy bien y Mary Wollstonecraft no tardó en quedarse embarazada. Ambos querían que la niña no fuera ilegítima, pero para ello tenían que casarse.

El problema era que si se casaban, saldría a la luz que Wollstonecraft no había estado casada anteriormente y que su otra hija era ilegítima, un drama para aquella época, pero finalmente todo salió a la luz y, en consecuencia, ambos perdieron multitud de amistades.

A los pocos días de dar a luz y debido a una infección derivada de las complicaciones durante el parto, Mary Wollstonecraft perdió la vida.

 

Mary Shelly, heredera del legado de Mary Wollstonecraft

“El lobo se vestía con piel de cordero y el rebaño consentía el engaño”. – Mary Shelley

Mary Shelley
Mary Shelley

Nació en Londres en 1797 con el nombre de Mary Wollstonecraft Godwin. Fue una novelista mundialmente conocida por dar vida a la obra de Frankenstein. Creció leyendo los escritos de su madre y admirándola y con la influencia liberal de su padre.

Su entorno familiar marca el matrimonio de su padre con una mujer que Mary nunca siente como una madre y los dos hijos que trajo al nuevo matrimonio.

Mary Shelley estaba muy bien educada para una niña de la época y contaba con institutriz y tutora propias y es de gran ayuda el contacto con muchos intelectuales amigos de su padre.

A los 16 años la envían una temporada al norte de Escocia donde empiezan a nacer las historias que posteriormente se convertirán en novela. Cuando regresa a Londres con 17 años, conoce a Percy Bysshe Shelley, de 22 años, que ya estaba casado con otra mujer. No obstante, comienzan una relación amorosa.

Se van de viaje por Europa y se dedican a viajar y leer. Al poco tiempo, se quedan sin dinero y tienen que volver, Mary Shelley está embarazada y su padre le retira el apoyo, Percey tampoco contaba con el apoyo de su familia. Los dos están solos y sin sustento económico. El bebé muere al poco tiempo de nacer y Mary y Percey salen adelante gracias a una herencia que él recibe.

Claire Clairmont y Lord Byron
Claire Clairmont y Lord Byron

Da a luz a su hijo William y ese mismo año se van junto con Claire, la hermanastra de Mary, y su pareja, el poeta Lord Byron, a pasar el verano a Ginebra. El mal tiempo les obliga a pasar mucho tiempo en casa, leen, cuentan historias, escriben… de esta experiencia nacerá su primera obra Frankenstein o el moderno Prometeo, publicada en 1818 y, en ese momento, fueron muchos los que adjudicaron la obra a Percey.

Ya con dos hijos, se mudan a Italia por problemas económicos y llevan una vida totalmente nómada, se dedican a leer, escribir y cultivar amistades. En menos de seis meses, fallecen los dos hijos de la pareja y Mary cae en una depresión. Solo encuentra consuelo en la escritura.

El nacimiento de su hijo Persey Florence en 1819 la calma, aunque no consigue olvidar a sus hijos fallecidos. La actividad intelectual y creativa mientras viven en Italia es muy fructífera y comienza a escribir y publicar novelas como Mathilda, Valperga y Prosperina y Midas.

Frankenstein o el moderno Prometeo

En 1822, se asientan en una villa aislada en el noroeste de Italia y la casa se convierte en una pesadilla. Mary Shelley sufre un aborto que casi le cuesta la vida y, como el drama no podía acabar ahí, Percey sale a navegar y muere ahogado.

Mary Shelley regresa a Inglaterra con su hijo y termina encontrando estabilidad en un trabajo de editora. En estos años escribe y publica biografías, libros de viajes, historias cortas, también publica obras de renombre como El último hombre. Incluso publica la obra póstuma de su marido.

Aunque no le faltaron pretendientes, Mary Shelley no volvió a casarse. En 1839 comienza a tener problemas de salud y sufre parálisis de diferentes partes del cuerpo que le impiden leer y escribir. En 1851 muere de un tumor cerebral a los 53 años de edad.

 

Después de su muerte

Memorias de la autora de vindicación por los derechos de la mujer

Tras su muerte, William Godwin, que estaba destrozado, intentó hacerle un homenaje a Mary Wollstonecraft publicando Memorias de la autora de vindicación por los derechos de la mujer.

¿El resultado? Justo el opuesto al que pretendía. Las memorias sacaban a la luz detalles de la vida de Mary Wollstonecraft que no se vieron bien con los ojos de aquella época, como por ejemplo, la visión tan abierta que tenía sobre las relaciones o el haber intentado suicidarse teniendo una hija pequeña.

La memoria de Mary Wollstonecraft se enterró durante décadas hasta que Simone de Beauvoir la rescató al tomarla como referente. Las obras de Mary Wollstonecraft vuelven a leerse y publicarse. No obstante, sus obras no tienen impacto en el movimiento feminista de finales del siglo XIX, sino más adelante.

Actualmente, Mary Wollstonecraft es considerada una de las madres del feminismo.

 

Vindicación de los Derechos de la Mujer

«Les ruego que ayuden a sus compañeras a ser independientes, para que ellas sean su mayor apoyo». – Mary Wollstonecraft

Vindicación de los Derechos de la Mujer se publicó en 1792 y puede considerarse el texto fundacional del feminismo. Se trata de una obra rompedora que alega clara y racionalmente la igualdad de capacidades entre hombres y mujeres. Demuestra por qué se produce la desigualdad entre hombres y mujeres y anima encarecidamente a que las mujeres desarrollen su intelecto con el fin de conseguir la virtud y disfrutar plenamente de sus vidas.

Vindicación de los derechos de la mujer

De la introducción del libro, se extrae la siguiente cita, que resume la tesis principal que defiende Mary Wollstonecraft a lo largo de la obra:

«Atribuyo una de las causas de esta floración estéril a un sistema de educación falso, tomado de los libros que sobre el tema han escrito hombres que, al considerar a las mujeres más como tales que como criaturas humanas, se han afanado más en hacer de ellas damas seductoras que esposas afectuosas y madres racionales.»

Vindicación de los derechos de la mujer es una oda a la razón como fuente de virtud de todos los seres humanos, ya sean hombres o mujeres. Mary Wollstonecraft se opone a la idea de que las mujeres sean meros seres sentimentales y que no tienen capacidad de razonar.

Wollstonecraft busca cambiar el concepto que se tiene de las mujeres. La mujer como ser con capacidad racional y capaz de controlar sus emociones y lleva a la mujer a un nuevo rango: la mujer actúa en sociedad como compañera del hombre y respetado por él.

«Ningún hombre elige el mal porque busque el mal, lo confunde con la felicidad, con el bien que busca». – Mary Wollstonecraft

El libro de Vindicación de los Derechos de la Mujer se divide en los siguientes capítulos:

  1. Introducción
  2. Discusión acerca de la opinión preponderante de un carácter sexual
  3. Continuación del mismo tema
  4. Observaciones sobre el estado de degradación al que la mujer es reducida por varias causas
  5. La moralidad, minada por nociones sexuales sobre la importancia de una buena reputación
  6. De los efectos perniciosos que surgen de las distinciones innaturales establecidas en la sociedad
  7. Sobre la educación nacional
  8. Algunos ejemplos del desatino que genera la ignorancia de las mujeres; con reflexiones concluyentes sobre el perfeccionamiento moral que se podría esperar que produjera, de forma natural, una revolución en la conducta de las mujeres

«Es justicia y no caridad lo que necesita el mundo» – Mary Wollstonecraft

Este nuevo concepto de mujer marca un punto de inflexión en el feminismo y otorga un nuevo referente para las mujeres que no quieren limitarse a ser lo que les impone la sociedad.

 

Otras obras de Mary Wollstonecraft

Las obras de Mary Wollstonecraft están totalmente ligadas al momento vital en las que las publica y las vivencias que tuvo a lo largo de su vida. En ellas vuelca todo el conocimiento y las reflexiones a las que llegaba en cada situación de su vida. Una constante en sus obras es la búsqueda de la emancipación de las mujeres y de que reciban una educación igual que los hombres para poder desarrollarse totalmente.

  • Reflexiones sobre la educación de las hijas (1787)
  • La novela de María (1788)
  • Historias originales (1788)
  • Vindicación de los derechos del hombre (1790)
  • Cartas escritas en Suecia, Noruega y Dinamarca (1796)
  • María (1798)

 

Principales ideas de Mary Wollstonecraft

Mary Wollstonecraft desarrolló desde su juventud hasta su muerte una serie de ideas que dejó plasmadas a lo largo de extensa obra. En este epígrafe, se pretende hacer un resumen de las ideas principales que marcaron su pensamiento y lucha.

  • Hombres y mujeres nacen exactamente con las mismas capacidades.
  • La desigualdad entre hombres y mujeres tiene su origen en la educación diferenciada que reciben desde la infancia.
  • La educación no solo tiene lugar en la escuela, sino en el día a día. Las acciones que realiza el individuo y las personas de su alrededor le influyen enormemente.
  • La educación de las mujeres se lleva a cabo en casa, de manera aislada y se encamina únicamente a convertirlas en esposas serviles y sometidas.
  • Defiende que las mujeres vivan en libertad y emancipadas. Considera que la educación es la única vía para conseguirlo.
  • Entiende que la amistad tiene que ser el centro de las relaciones amorosas. Concibe el amor como una relación de compañeros.
  • Declara que es el desarrollo intelectual el que permite a cualquier ser humano alcanzar la virtud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *